Noticias Eventos

17 septiembre 2018

Victoria Beckham celebra 10 años en la moda

|
0 Comment
|

Victoria presenta por primera vez una colección en la Fashion Week de Londres

Con más de 400 puntos de venta en 50 países, oficinas en Londres y Nueva York y una cifra de negocio de 40 millones de euros, la firma de moda VB ha recorrido un largo camino desde su primer desfile en 2008 en Nueva York.

Beckham, ha cumplido así con éxito el desafío de superar su doble estatuto de ex cantante del grupo de pop británico Spice Girls y de esposa del célebre futbolista inglés David Beckham

Su estilo ha ido evolucionando del clasicismo chic que imprimió a sus primeras colecciones hacia cortes más audaces y de sus colores fetiches negro, gris, blanco a tonos más llamativos como el naranja fluorescente, el verde menta o el lila.

Su éxito se basa, asegura, en su inagotable capacidad de trabajo y una feliz vida de familia en Londres su marido y sus cuatro hijos: Brooklyn, Harper, Romeo y Cruz. Así sus días empiezan con dos horas de ejercicio físico antes de que los niños se levanten para ir al colegio y terminan por una cena en familia a la que no quiere renunciar por nada.

Beckham, que en 2013 había dicho al New York Times Magazine querer «construir un imperio», consolidó en 2017 la estructura de su empresa, Victoria Beckham Limited (VBL), con una inversión de 30 millones de libras (34 millones de euros) del grupo NEO Investment Partners, especializado en las marcas de lujo.

El pasado febrero, para su colección otoño/invierno 2018, Delpozo dio la sorpresa mudándose a la Fashion Week de Londres, donde ya es una de las figuras claves y donde este domingo presenta su segunda temporada europea.

Inaugurada el viernes, la semana de la moda de Londres tomó velocidad de crucero el sábado con las colecciones de dos jóvenes creadores británicos Gareth Pugh y Jonathan Anderson.

Los modelos presentados por Anderson, director creativo de la firma de lujo española Loewe pero que desfiló con su propia marca J.W. Anderson, on amplios y aéreos, recubiertos de mallas o de encajes, con un toque bohemio perfectamente asumido y colores terráqueos y orgánicos: crema, anís, ocre y azul cobalto.

Redacción/editorialTC